hebreo: Bûzî, quizá "mi desprecio [despreciado]"; aparece en un antiguo sello hebreo.

Padre del profeta Ezequiel (Ezequiel 1:3).