Recursos y Materiales Cristianos Adventistas

Llevando vida en Cristo Jesús

Lectura del Libro, "Un Viaje a lo Sobrenatural". Capítulo 4, "La Sala de Adoración a los dioses"

Cuando Rolando y yo hicimos nuestra tercera visita a la reunión de los adoradores de demonios, George nos informó que el sacerdote Satanista estaría presente después de haber regresado recientemente de un viaje a los EE.UU.

El estaba bastante seguro de que el sacerdote nos vería con simpatía y que sin duda, nos permitirá acceder a la sala de adoración a los dioses.

Al entrar, nos presentaron a algunas personas que no conocíamos, y luego comenzamos a conversar con algunas personas que vinieron a desearnos unas buenas noches, poco después el sacerdote vino.

Apretando las manos de las personas y dirigiéndoles algunas palabras, el vino hacia nosotros. Cuando llegó a nosotros, George dijo:

- Reverendo, me gustaría que conociese a estos dos finos caballeros. Hablamos con él por un momento, y nos sorprendió con algunas cosas que él dijo.

Por ejemplo, cuando George dijo que había servido en Marina Mercante, el sacerdote mencionó los nombres de los navíos en que hemos estado, así como algunos de los detalles que nadie conocía.

Tengo que admitir que esto nos impresionó bastante. El entonces pidió permiso y dijo que le gustaría tener una breve conversación con nosotros en algún otro momento durante la noche.

No sólo sus palabras, sino también su presencia, reflejaban un aire secreto y misterioso.

Su mirada era penetrante, su cabeza calva y, al hablar, su voz grave y profunda acompañado por una pequeña sonrisa.

Su estatura, por sí solo, era imponente, yo diría que era la misma del general Charles de Gaulle.

Después de una larga sesión de testimonios a los dioses, el sacerdote de nuevo se juntó a nosotros en una conversación agradable.

Dijo que los espíritus le había dado mucha información sobre nosotros y había expresado el deseo de beneficiar nuestras vidas y concedernos grandes dadivas.

Cuando la mayoría de la gente se había ido, nos invitó a visitar la sala de adoración a los dioses.

Para entender mejor cuan sorprendentes y casi chocantes serian para mí las revelaciones que iba a recibir, debo describir las imágenes mentales, que mi educación católica había inculcado en mi mente sobre el diablo y sus ángeles caídos.

En mi infancia, los adultos me habían enseñado, que el diablo y sus ángeles están en el infierno, en el centro de la Tierra, con la tarea sin fin de imponer diversos tipos de tortura a las almas de quienes murieron en un estado de pecado mortal.

Los adultos describían a los demonios para nosotros, niños, como una especie de criatura mitad hombre, mitad animal, con cuernos, pezuñas y escupiendo fuego.

Al entrar en mi adolescencia, concluí que todas esas cosas eran ridículas, y que probablemente era la invención de alguna mente muy hábil, que durante los últimos siglos quiso tomar ventaja a los supersticiosos e ignorantes.

Más tarde, puse en duda la existencia del diablo y sus ángeles. Bajamos las gradas con el sacerdote, que parecía estar deleitándose en mostrarnos su santuario.

Mientras caminábamos, él nos contaba cómo un espíritu había diseñado la arquitectura del local. El se refirió para los complejos y delicados detalles de belleza a lo largo de las gradas.

Puedo recordarme todavía hoy las entalladuras que adornaban su macizo balaustre, de las espléndidas decoraciones en las paredes, y del enorme candelabro sobre el primer nivel.

El espacioso santuario me llenó de admiración, un aire de secretismo y misterio llenaba el local, dando la impresión de que una gran inteligencia había trabajado allí para fascinar a la mente humana, con el fin de que ésta respondiese en reverencia y sumisión, sin hacer preguntas.

Sala de adoración a los diosesLas salas eran lujosas y magníficas. Había oro por todas partes, las lámparas y muchos otros objetos fueron decorados y laminados de ese metal, el sacerdote dijo que algunos de los objetos eran de oro macizo, y aunque el lugar no estaba intensamente iluminado los objetos de oro parecían brillar con gran esplendor.

Creo que fue la abundancia de pinturas al óleo, que más me llamó la atención. Alrededor de 75 pinturas de 120 por 80 centímetros, fueron colgados en las paredes.

El sacerdote satanista dijo, que si tenía preguntas, él estaría encantado de responderlas.

- ¿Quiénes son las personas de noble apariencia que se muestra en estas pinturas? -Le pregunté.-

- Son los dioses de los que has oído hablar durante las sesiones de testimonios, como consejeros-jefes, ellos tienen dominio sobre legiones de espíritus, después que se materializan, para que nosotros pudiésemos fotografiarlos, mandamos hacer esas pinturas, debido a que son merecedores de los más altos honores.

Colocamos debajo de cada pintura un pequeño altar, para que las personas pudieran en sus devociones, encender velas, y quemar incienso y cumplir con los rituales requeridos por los espíritus.

Mientras caminamos un poco más, llegamos a un altar en que estaba una vara con una serpiente de bronce enrollado alrededor de él.

El sacerdote mencionó que el altar era dedicado al dios Nehustan, cuyo poder, el médico, que escuchamos en nuestra primera visita, había sido utilizado de una manera maravillosa.

Comentó al respecto de los grandes milagros, que el dios de bronce hizo para los hijos de Israel, cuando ellos quemaron incienso delante de la serpiente de bronce, hecha siglos antes por Moisés (véase Números 21:4-9, 2 Reyes 18:4, Juan 3:14).

Al final de la sala había un gran altar, encima del cual había una pintura, en tamaño real, de un individuo de aspecto majestuoso.

A la pregunta de mi amigo, el sacerdote respondió:
- Este altar está dedicado al maestro de todos nosotros. - ¿Cómo se llama? - le pregunté-.
Su rostro se cubrió con una expresión de orgullo.
- "Dios con nosotros".

Hoy, al recordarme de esa pintura y de cómo la admiré varias veces, debo decir que la persona allí pintada tenía facciones que denota una inteligencia superior.

Tenía una frente alta, la mirada penetrante, y la postura de uno que daba la impresión de que fuese una persona de acción y de gran dignidad.

No esperaba esta respuesta del sacerdote y ella no estaba muy clara. Ciertamente él no podía estar refiriéndose a Jesús. No, no podía ser.

Sin embargo, ¿será que es...? - ¿Quieres decir que esta es la verdadera imagen de Satanás? -Conseguí preguntar- después de todo.

- Sí, lo es. Y probablemente te estás preguntando, ¿dónde fueron a parar sus características horribles y animalescas? Se rió y agregó:

Perdóname por reír, pero créame, no me estoy riendo de ustedes en ese estado mental desconcertado.

En realidad hallo divertido percibir que los espíritus de los demonios fueron muy hábiles en ocultar su verdadera identidad, incluso en esta era de progreso científico y gran cultura, la gran mayoría de los cristianos todavía siguen creyendo en la teoría de los cuernos y pezuñas.

Entonces su expresión facial cambió y pasó a reflejar un aire de profunda preocupación al decir:

- Hoy, es solemnísimamente importante que las futuras generaciones, sean llevadas a creer, que el maestro y sus espíritus asociados, no existen.

Sólo de esta manera podrán gobernar con éxito los habitantes de este planeta en las décadas que están hacia adelante. Su rostro adquirió una expresión de confianza.

- No hay nada más importante para los espíritus, que desarrollar formas, para transformar a los seres humanos en miembros del reino venidero de Satanás.

En cuanto mirábamos los distintos altares y pinturas, el sumo sacerdote explicó que los espíritus demoníacos son realmente expertos en diversos campos de actividad.

Teniendo una experiencia medida en miles de años, están involucrados en una feroz lucha por controlar las mentes de los hombres, una lucha contra las fuerzas de arriba.

Cuando Rolando preguntó, ¿Por qué los espíritus estaban gastando tanto tiempo engañando a la humanidad? el sacerdote respondió, que a cada persona que ellos puedan descalificar para ser miembro del reino de Cristo, se convierte automáticamente en un miembro del reino de Satanás, que pronto se establecerá aquí en la tierra.

Aquellos que descienden a la tumba, bajo la dirección de Satanás, algún día volverían a la vida por él.

Cristo y sus seguidores -continuó elelaboran un plan para poner fin al gran conflicto entre las dos fuerzas, haciendo llover fuego del cielo sobre los seguidores de Satanás, pero esto no les hará daño, porque los espíritus demoníacos ya pueden dominar el fuego, de manera que el fuego no tiene poder para quemar a los seres humanos.

Y agregó que si yo dudaba de lo que estaba diciendo, podría ir a la India, o a otras áreas del mundo en que la magia negra hubiese evolucionado hasta convertirse en una ciencia, y podría ver personas caminando sobre brasas ardiendo sin quemar un solo pelo del pie.

Al salir de la sala de adoración, yo mencioné que estaba un poco confundido acerca de Satanás y sus ángeles.

Con mi educación católica, me enteré de que Satanás y sus ángeles estaban en el fuego del infierno, con las almas de aquellos que murieron en el estado de pecado mortal. ¿Dónde estaba la verdad?

El sacerdote Satanista concordó en dedicar tiempo para darnos lo que él llamó de "una visión real de las cosas".

- Señores, creo que nuestra visita a la sala de adoración ha llevado a preguntas en sus mentes.

En primer lugar, déjenme decirles que los miembros de nuestra sociedad secreta, aquí en Montreal, somos la élite de los adoradores a los espíritus.

Cuando la lucha entre las fuerzas de arriba y las de nuestro gran maestro lleguen a su fin, el establecerá su reino permanente aquí en la tierra y recibiremos elevadas posiciones de autoridad y honor.

Estaremos ricamente recompensado por haber tomado parte del lado que ahora parece ser el más débil, ¿Comprenden lo que estoy diciendo?

- Por muchos milenios, nuestro gran maestro tenía jurisdicción sobre innumerables huestes de seres, en un vasto universo.

Pero, al ser mal entendido, el fue obligado a huir de su dominio, junto con otros espíritus que simpatizaban con él.

Los habitantes de este planeta lo recibieron amablemente, como resultado de su intelecto superior, se convirtió en el propietario legal del planeta, al llevar a los propietarios originales a ceder sus derechos cuando creyeron alguna cosa que él les dijo que era cierto.

Algunos pueden llamarlo engaño, pero él simplemente estaba siguiendo la ley de auto sobrevivencia, un instinto natural en todos los grandes líderes.

- Cuando se enteraron de que su rival -Cristo- vendría al mundo después de haber asumido la naturaleza humana, a fin de atraer a la humanidad a sí mismo, nuestro maestro y sus consejeros jefes decidieron seguir una estrategia similar a la que originalmente los capacitó a tomar posesión de su nuevo dominio.

Este plan de acción, requeriría que todos los espíritus de los demonios, cuidadosamente aconsejaran a los seres humanos a vivir de tal manera, que sean descalificados a convertirse en miembros del reino de Cristo.

Los espíritus estimularían a la gente, a prestar más atención a sus sentimientos que a las Palabras de Cristo y a sus profetas.

No podría haber mejor manera de que los espíritus tomen el control de la vida de las personas, sin que se diesen cuenta de lo que estaba sucediendo.

Los espíritus sugerirían todo tipo de doctrinas e ideas erróneas, y la humanidad los aceptarían fácilmente por tener un fuerte sentimiento con relación a ellas.

El sumo sacerdote, con el rostro radiante de fascinación por lo que nos acaba de contar, pidió permiso para tomar unos pocos minutos más de nuestro tiempo para ilustrar lo que había dicho.

Cuando reafirmamos nuestro profundo interés y deseo de saber más sobre las actividades de los espíritus, el continuó:

- Si los caballeros se recuerdan, Salomón, el rey de Israel, estaba dotado de gran sabiduría y atrajo la atención de un gran número de poderosos gobernantes [ver 1 Reyes 4:29-34].

Al mismo tiempo, nuestro gran maestro, estaba preocupado al ver a Salomón conseguir toda esta atención, y decidió hacer un esfuerzo supremo para controlar el mundo entero.

Hasta ese momento, nuestro maestro había conseguido establecer la idolatría en todas las partes de Israel.

Se decidió entonces que ciertos consejeros-jefes llevasen a Salomón a sentir orgullo de sí mismo.

En segundo lugar, ellos lo llevarían a sentirse fuertemente impresionado, en nombre de los mejores intereses de la nación, para construir alianzas con las naciones vecinas, aunque muchos de sus consejeros habían insistido a que no lo hiciese.

- El plan de nuestro maestro, se convirtió en un éxito enorme. Cuando llegó el día en que, por el ejemplo de Salomón, el pueblo de Israel adoró a Astarot diosa de los sidonios; Quemos, dios de los moabitas; y Moloc, dios de los amonitas. [Véase 1 Reyes 11:33]

Cuando el pueblo se postró ante los ídolos, que representaban espíritus de demonios, nuestro gran maestro, sintió que su triunfo fue completo, su principal objetivo, fue alcanzado. De hecho, el mundo entero estaba bajo su mando.

- Señores, creo que a estas alturas ustedes ya percibieron de la gran sabiduría y destreza del maestro en ocultar su verdadera identidad.

Asegura a sus agentes dedicados, que su diligencia será recompensada un día, cuando ellos vean a las generaciones de la tierra de pie delante de ellos en humilde obediencia, reconociendo que su gran maestro es realmente un gran dios.

- El gran maestro -continúo él- no deja nada a la suerte. Con planes bien maduros y con mucho cuidado, pone sus trampas, a fin de cautivar a las mentes de millones de los más sabios mortales, obteniendo así la lealtad de estos, en esta vida presente y por toda la eternidad.

Vibrando con entusiasmo por la causa de Satanás, aquel hombre continuó contándonos a acerca de lo que él llamó "la asamblea más respetable de espíritus jamás reunida en un solo lugar sobre la faz de este planeta".

- En el inicio del siglo XVIII –dice el- Satanás y sus espíritus consejeros, realizaron un gran concilio general de preparación para la revolución industrial, que pronto llegaría al mundo.

Satanás previo que, esa revolución sería inmediatamente seguida por una era de descubrimientos científicos, y de iluminación intelectual. Introduciría también a los últimos tiempos del fin, y al cierre del gran conflicto, entre las fuerzas del bien y del mal.

- Puesto que Satanás ha estado estudiando las profecías de la Biblia, él entendió el significado de Daniel 12:4, que describe el tiempo del fin, como muchos “correrán de aquí para allá, y la ciencia aumentará."

Se dio cuenta de que ese sería el tiempo ideal, para separar a los seres humanos de su Creador, de esta forma llevar a multitudes a la perdición.

Ese momento, ofrecería la mejor manera de ampliar su reino venidero tan extensamente; que quedarían pocas personas que abandonen este planeta, cuando Cristo viniese a buscarlos en un arrebatamiento secreto, al final de la era cristiana.

Haciendo una pausa el sacerdote se jactaba de que Cristo en la realidad, no regresaría a la tierra en poder y gloria, sino que renunciaría a todas sus reivindicaciones a este planeta, reconociendo que pertenece por derecho y legalmente a Satanás.

- Entonces, el gran maestro resucitará nuestro pueblo de sus tumbas, y establecerá aquí su reino eterno.

Después de largas deliberaciones –dijovolviendo al asunto del concilio general de Satanás.

- El concilio terminó, habiendo producido planes para estrategias que descalificarían a grandes multitudes para el reino de Cristo.

Estos automáticamente formarían parte del reino de Satanás. El comité ejecutivo adoptó un plan de tres partes.

1. La primera parte consistiría, en convencer a los seres humanos de que Satanás y sus ángeles en realidad no existen.

2. La segunda parte, trataría de obtener el control total sobre las personas, con la introducción de la hipnosis como una ciencia nueva y beneficiosa.

Hombres de gran cultura -dijo el sacerdote- perpetuarían bajo la dirección de los espíritus amistosos, la doctrina de la inmortalidad del alma, llevando a las personas bajo su hechizo hipnótico a hacer una supuesta regresión temporal de sus vidas pasadas.

Estas personas harían entonces, vívidas descripciones de eventos históricos desconocidos para ellos, a no ser bajo el encanto hipnótico.

Para darle aún más poder a la ilusión –continuó el sacerdote espiritistaalgunas veces los espíritus harían que personas hipnotizadas, hablasen con fluidez cualquier lengua extranjera al que no tenían conocimiento previo.

Esto, ayudaría a Satanás a descristianizar al mundo occidental a través de la venida del misticismo.

3. La tercera parte del plan de Satanás, seria de destruir la Biblia, sin en realidad poner fin a ella. Satanás expulsaría la creencia en Dios de la mente de millones de personas a través de la teoría de la evolución.

El sacerdote dijo, que Satanás había seleccionado a personas de gran intelecto para llevar a cabo su plan.

- El eligió a un médico austriaco llamado Franz Mesmer, para transformar el hipnotismo, de un juego de lo oculto a una nueva ciencia.

Mesmer dio origen a la teoría llamada "magnetismo animal". Los espíritus lo llevaron a creer, que un fluido misterioso penetra el cuerpo humano, permitiendo que ciertas personas tengan una poderosa influencia sobre otras.

- A su muerte en 1815, la hipnosis como una forma de anestesia, ya había comenzado a adquirir una cierta aura de respetabilidad entre muchos médicos europeos.

Ellos encontraron que sus prácticas médicas parecían más eficaces que nunca antes. Haciendo una pausa, con una gran sonrisa en su rostro, el sacerdote Satanista continuó:

- Ellos ni tenían idea de que, en realidad, estaban siendo energizados por los espíritus amistosos.

El plan de Satanás para destruir la Biblia sin tener que poner fin a ella, es la cosa más sagaz jamás he oído -se echó a reír-.

- Charles Darwin, nacido 1809, y Thomas Henry Huxley, nacido en 1825, fueron ambos sometidos a la influencia de los espíritus cuando todavía eran muy jóvenes, pues los médicos utilizaron el hipnotismo como anestesia.

Los espíritus decidieron que cuando los dos muchachos se conviertan en adultos, serían los medios para llevar adelante la religión que conocemos como La Teoría de Evolución.

Vinculando esta teoría a la revolución científica, que se estaba extendiendo por todo el mundo, la mayoría de las personas, ni la reconocieron como una religión, una religión que cruzó todas las fronteras denominacionales y arrebató hasta a los no religiosos.

Para mi asombro y sorpresa, el sacerdote dijo: “los espíritus consideran, a cualquier persona que enseña la teoría de la evolución como a un ministro de aquel gran sistema religioso, y que dicha persona recibirá una unción especial de Satanás.

Se le dará un gran poder para inducir a la ceguera espiritual, convencer y convertir.

De hecho, él tiene a esas personas en tan alta estima, que nombró una delegación especial de ángeles para que los acompañe por toda la vida. Este es el mayor honor que Satanás puede dar a una persona en toda la galaxia”.

El sacerdote, explicó que Satanás y sus asesores concluyeron de que se podría utilizar la teoría de la evolución para destruir el fundamento mismo de la Biblia y podría ser usado en contra de la semana de la creación, la caída del hombre y el plan de redención.

- Lo que estaba en juego en este caso, fue de tal magnitud que el mismo Satanás se colocó como tutor de Charles Darwin, en la elaboración de los principios y conceptos científicos.

Con evidente orgullo, el sacerdote explicó cómo los espíritus pueden tomar a una persona, aparentemente sin importancia, y elevarlos a los puestos de honor y respeto.

Su nombre, incluso puede llegar a ser inmortal. - Un buen ejemplo es Thomas Henry Huxley, que hasta la intervención de los espíritus, sólo había sido un cirujano de la Marina Británica.

Los espíritus le permitieron convertirse en un gran zoólogo, conferencista y escritor. Él hizo maravillas para que la teoría de Darwin fuese aceptable para el público, incluso la introducción de la idea de que el hombre es un descendiente del mono.

- Después de haber sido un sacerdote católico -nuestro guía concluyó- Puedo decir que es imposible, que alguien crea en la semana de creación, la caída y el plan de la redención, y sea al mismo tiempo, un defensor del evolucionismo.

Esta gran mezcla de ideas tiene que ser la forma más alta de blasfemia al Creador. (Por cierto, debo mencionar que nunca esta sociedad de espiritistas se refería a Dios por este nombre, sino que siempre lo llama como Creador. Sólo Satanás y sus ángeles eran tratados como dioses).

Hasta este punto, algo me perturbaba. - ¿Cómo se puede considerar la teoría de la evolución como una doctrina religiosa? -Le pregunté-

Todo el mundo sabe que es sólo una teoría, algo que se asume por parecer la mejor manera de explicar cómo surgió la vida en la Tierra, al parecer.

Los ojos del sacerdote brillaron con nuevo entusiasmo, para responder:
- Una doctrina religiosa, es algo que lleva a uno más cerca de su dios. Puede ser un concepto, una actividad, o hasta alguna cosa aparentemente no relacionada con la religión.

Pero si sirve para promover los ideales de Satanás, el gran dios de este mundo, entonces es una doctrina religiosa en el más amplio sentido de la palabra.

De hecho, recibí directamente esta definición de un espíritu consejero.

Después de haber aceptado a Jesús como mi Salvador, comencé a estudiar la Biblia para ver cómo la creencia en la teoría de la evolución, puede descalificar a una persona para el reino de Dios.

Empecé a entender cómo era posible, al tener en cuenta las palabras de Jesús con respecto a la blasfemia contra el Espíritu Santo (ver Mateo 12:31-32).

Veamos bien, cuando alguien dice que ya no puede creer en la creación de Dios, que ya no puede tomar en serio el concepto de la caída de la humanidad, y que los seres humanos son animales altamente evolucionados, este individuo está, de una forma muy real, acusando al Espíritu Santo de ser un espíritu mentiroso.

Considerando que la Biblia fue escrita bajo la inspiración directa del Espíritu Santo, esta persona está diciendo que El Espíritu Santo no es digno de confianza.

Después de conversar un poco con el líder espiritista, él nos preguntó:

- ¿Tienen alguna pregunta que gustarían que fuese respondida? Cuando estuvimos observando las pinturas, me había dado cuenta de que el altar de Satanás parecía ser de mármol sólido, midiendo aproximadamente 2,80 metros de largo por 80 cm de ancho.

- El altar del maestro parece ser un bloque sólido -observé- ¿Cómo colocaron un objeto tan pesado aquí abajo? El sacerdote sonrió.

- Usted es un buen observador, Sr. Morneau. ¿O, podría ser que el maestro imprimió esta observación en su mente, para que él pudiera revelar su gran poder?

Por cierto, mis jóvenes, uno de los espíritus consejeros me dijo, que el maestro tiene un propósito muy especial para la vida de ustedes dos, permítanme entonces, hablar sobre el poder de los espíritus, pero primero, ¿Les importa si enciendo mi Cigarro?.

Estábamos en ese momento, sentados en los sofás junto a un ventanal, que nos dio una hermosa vista de la ciudad, bañada por un mar de luz.

Tuve la impresión de que el sacerdote tenía un inmenso placer de hablar del mayor interés de su vida, las actividades de los espíritus malignos. Y nosotros teníamos todo el tiempo para escuchar.

- El altar del maestro, fue colocado en su ubicación actual, a través del mismo poder que los sacerdotes druidas utilizaron para erguir las enormes estructuras de Stonehenge, el poder de los espíritus o en otras palabras, el proceso de levitación.

Los espíritus me revelaron los grandes logros de los sacerdotes druidas, entre los antiguos celtas en Francia, Inglaterra e Irlanda hace más de 28 siglos.

Se me mostró que al mediodía y a la media noche durante la fase de luna llena, los druidas levitaban bloques de roca de hasta 28 toneladas, y las colocaban en su posición exacta cuando construían sus lugares de adoración.

Fumado un par de caladas de su cigarro, se echó hacia atrás y continuó: - Ya conocedor de los logros, sentí que podía tener el mismo privilegio de ejercerlo y disfrutarlo.

Por eso, notifique a mi gente con respecto a mis intenciones, de dar al maestro, una señal de nuestro afecto en forma de un hermoso altar.

Ellos opinaban, que si yo tenía fe para creer que los espíritus colocarían en su lugar designado, ellos se responsabilizarían por el costo y el transporte hasta la entrada trasera de nuestro lugar de culto.

Sin dudarlo, mandé encargar un altar de mármol blanco de Carrara. Nada es demasiado, cuando se trata del maestro.

- Sé por experiencia que el poder de los espíritus no tiene límites, cuando se trata de trabajar en nombre de los que creen en la palabra del maestro.

Mi fe fue enormemente recompensada cuando, durante nuestro servicio devocional de la medianoche, levitó el altar de mármol hasta su lugar actual.

- Por cierto señores, ustedes fueron grandemente honrados esta noche, aunque no lo hayan notado.

Cuando estábamos cerca del altar del maestro, contemplando aquella hermosa pintura, que en realidad es sólo una sombra de su belleza y gloria.

El maestro apareció y se quedó de pie en el borde del altar, durante unos tres minutos, y escuchó nuestra conversación, es por eso que sugerí que nos arrodillásemos de esa manera.

Como pude percibir, el consentimiento de ustedes a mi pedido trajo grande alegría al corazón del maestro.

- Puede ser de interés para ustedes, saber que no hemos sentido la presencia del maestro en nuestro medio desde hace casi tres meses, como consecuencia de que en las Naciones Unidas han estado elaborando planes para la paz.

Esto ha requerido la total atención del maestro, pues es un trabajo que no se atreve a delegado a nadie más.

- Paz en la Tierra no está en los mejores intereses de su reino. Así que tiene la difícil tarea de delegar a las legiones de agentes espirituales, aquellos que el necesita para hacer confundir y mantener los sentimientos personales agitados entre los líderes de la humanidad.

Los problemas que causen estos espíritus, mantendrán a esos líderes siempre ocupados, en la búsqueda de soluciones, de modo que nunca encuentran tiempo para reunirse.

De todo lo que había oído, un punto se destacaba: la afirmación, de que el cuadro de pintura de Satanás, era una vaga expresión de su belleza y gloria, decidí traer el asunto una vez más. Utilizando la terminología que me pareció apropiada para la ocasión.

Le pregunté: - Reverendo, ¿podría aclarar, por favor, algo que usted dijo hace poco? No estoy seguro de haber captado bien. Reiteré lo que era, y esperé la respuesta. Dijo:

- Sí, amigos, la pintura del maestro no es más que un pálido reflejo de él. Cuando un espíritu se materializa, por lo general esconde la belleza y la gloria de su estado natural de existencia.

Si un espíritu se hace visible para nosotros aquí, sin que nos proteja de su brillo, no podríamos mirarlo sin dañarnos los ojos.

- Por ejemplo, durante mi último viaje a los EE.UU. un consejero-jefe vino a mí en la sala de hotel en Chicago.

Él vino con un mensaje urgente, de que la persona que había dejado encargada aquí, estaba a punto de echar a perder todo el trabajo que los espíritus habían hecho para que ustedes se pongan en contacto con nuestra sociedad, les diré más al respecto en un futuro próximo, de todos modos, el brillo de él deslumbraba tanto que no podía verlo, después de darme algunos consejos, se fue, pero el impacto de la luz era tan grande que quedé ciego parcialmente durante unos treinta minutos.

Unos minutos después, traté de hacer una llamada por teléfono, pero, incapaz de encontrar los números en el teléfono, tuve que pedir ayuda al operador.

Hablamos un poco con el sacerdote y él nos dio muchas otras informaciones acerca de la adoración a los demonios.

Así que esa noche, antes de irnos, nos hizo jurar de mantener en secreto todo lo que habíamos visto y oído.

El sumo sacerdote recitó, a continuación, un hechizo, que nosotros íbamos repitiendo después de él, para sellar nuestro pacto, pusimos un poco de incienso en polvo, lentamente en las llamas de una vela negra, haciendo que se quemase intensamente, llenando la habitación con un agradable aroma.

Después de regresar a mi casa, me fue imposible dormir en aquella noche, porque no podía dejar de pensar en la visita a la sala de adoración.

Era difícil de asimilar la idea de que Satanás y sus ángeles realmente existian y son seres hermosos y no criaturas asustadoras, por mi educación católica, mi mente se había desviado de la realidad a tal punto que era difícil aceptar la nueva idea.

Fueron necesarios dos meses de manifestaciones sobrenaturales, para que yo aceptase a los ángeles caídos por lo que son, seres hermosos y muy inteligentes.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar