Chacal

El término es una de las versiones de la palabra hebrea tan [del verbo tânan, "alargarse" al correr, "ser ligero"], que se traduce por "dragón", "monstruo marino" (Job 30:29-1 Sal. 44:19; Is. 13:22-1 Jer. 9:11; etc.).

En un caso (Jer. 50:39) se vierte del heb. ' îyîm, "hienas" (en Is. 13:22 "aullantes"); y en otro del heb. shûâl, "zorro/a" (Jue. 15:4). El chacal pertenece a la familia de los perros, pero tiene un hocico más puntiagudo y alargado.

También su piel es de un amarillo pardusco, moteado, con pelos negros, grises y pardos. Vaga por el desierto (ls. 13:22; 34:13; 43:20; Jer. 9:11; 10:22; 49:33; 50:39; 51:37 ;Lm. 4:3), solo o en manadas, y vive mayormente de cadáveres.

Su aullido nocturno (Job 30:29; Mi. 1:8) es muy irritante. Los chacales todavía se encuentran en Palestina y en otros países del Cercano Oriente.