Drusila

griego: Dróusilla, "regada por el rocío"; transliteración de una forma femenina del nombre lat. Drusus, derivado del celta Drausus.

Hija del rey Herodes Agripa I y esposa del procurador romano Félix (Hechos 24:24). Nació en el 38 d.C. y sólo tenía 6 años cuando murió su padre.

A una edad temprana se comprometió con Epífanes, el hijo del rey Antíoco de Comagene, pero Epífanes más tarde rehusó casarse con ella, porque esto hubiera requerido que se hiciera judío y aceptara la circuncisión.

Entonces ella se casó con el rey Azizus (?) de Emesa, a quien abandonó poco después para casarse con Félix. Tuvo un hijo con Félix, llamado Agripa, que perdió la vida durante la erupción del volcán Vesubio (79 d.C.).

Cuando estuvo preso, el apóstol Pablo habló a Félix y a Drusila acerca de la justicia, del dominio propio y del juicio venidero (Hechos 24: 24,25), pero el efecto sobre Drusila no ha quedado registrado.