Gusano

Invertebrado, con cuerpo alargado carente de huesos, constituido por un conjunto de segmentos articulados.

En la Biblia encontramos varias palabras hebreas y griegas para designar diferentes clases de gusanos, aunque una misma palabra se puede usar para varias. Estos son algunos de los términos:

1. Hebreo: tôlaath, tôlêâh, tôlâ. En Ex. 10:20 se usa una de estas palabras para referirse a los gusanos que aparecían en el maná putrefacto (algunos eruditos dicen que se refiere al gorgojo); y en Is. 14:11 y 66:24 para aludir a los que se alimentan de cadáveres.

En Dt. 28:39, y también en Jon. 4:7, tal vez se esté mencionando larva de las vides (Cochylis ambiguella), conocida también como "Taladro de las vides" puesto que destruye los sarmientos haciendo galerías dentro de ellos.

Pero hay quienes creen también que el "gusano" del v 7 podría ser un caracol. En Job 25:6, Sal. 22: 6 e Is. 41:14 se compara al hombre débil y despreciable, con un gusano, no necesariamente de alguna clase en particular.

2. Hebreo: rimmâh, es decir, el gusano que vive en los alimentos putrefactos (Ex. 16:24) y en los cadáveres (Job 21:26; 24:20; Is. 14:11), y que a veces también se encuentra en ciertas heridas (Job 7:5). Al hombre débil se lo compara con él (cp 25:6).

3. Hebreo: sâs (Is. 51:8). En este caso, evidentemente se trata de una polilla.*

4. Hebreo: zâjal (Mi. 7:17), una forma verbal que significa "reptar". La RVR traduce el término por "culebra" y "serpientes". "Reptil" o "reptiles" sería una traducción más acertada.

5. Griego skol'x "gusano" o "larva". Se encuentra esta palabra en Mr. 9:46, donde se refiere a los gusanos que se alimentan de cadáveres. En Hch. 12:23 el adjetivo relacionado con esta palabra, skÇl'kóbrÇtos, "comido por los gusanos", se usa para describir la parasitosis intestinal que le produjo la muerte al rey Herodes Agripa.