Lagar

hebreo: gat, yeqeb; griego: l'nós, hupolenion.

Lugar, local o recipiente donde se estruja o prensa la uva (también la manzana o la aceituna) para obtener el caldo con que se hace el vino (y la sidra y el aceite; Isaías 5:2; 63:2, 3; Mateo 21:33; etc.; en Zacarías 14:10, se menciona "los lagares del rey" como uno de los límites de la ciudad santa, pero el lugar no fue identificado).

Hoy se pueden ver en Palestina los restos de muchos lagares antiguos.

Generalmente eran 2 excavaciones que podían ser rectangulares o circulares, cavadas en la roca hasta una proundidad de 60 a 90 cm.

Una de ellas se hallaba a mayor altura que la otra, y las 2 estaban conectadas por sin conducto (véase 5:2).

Las Uvas se pisaban en la excavación mayor y menos profunda, de manera que el jugo fluyera por medio del conducto a la excavación menor, que se encontraba más abajo y que era más profunda (Nehemías 13:15; Job 24:11, DHH; Isaías 16:10; Jeremías 48:33), y de la cual se lo extraía para depositarlo en vasijas (Hageo 2:16).

Véase Aceite, Prensa de.