Lagartija

hebreo: letâ'âh.

Por toda Palestina y el Cercano Oriente se encuentran muchas especies de lagartijas, pero es sumamente difícil identificar la designada por la palabra hebrea.

Es posible que se trate de la Scincidae, una de color claro que vive en el desierto y se caracteriza por introducirse rápidamente en la arena en lugar de trepar, como lo hacen las otras.

En Levítico 11:29, "lagarto" (versión Biblia de Jerusalén, BJ; "rana", versión Reina Valera, RVR) es traducción del hebreo: tsâb, quizá la lagartija de cola espinosa.

"Lagartija" aparece una vez en el Antiguo Testamento de la versión Reina Valera (RVR) como traducción de jômet (versículo 30).

Por lo general, se reconoce que Levítico 11:30 menciona 5 diferentes tipos de estos reptiles:

1. Una clase de gecónidos (Hemidactylus turcicus) estaría representada por 2 palabras hebreas: anâqâh: (Bhodenheimer) y semâmîth (Proverbios 30:28, DHH).

Se dice que semâmîth se encuentra en los palacios del rey y se la puede tomar con la mano.

Otros comentadores ven en semâmîth a la araña (versión Reina Valera, RVR), y en anâqâh al jerbo, al erizo, la salamandra o la comadreja.

2. Hebreo: kôaj, una especie desconocida ("cocodrilo", versión Reina Valera, RVR).

3. Hebreo: letâ'âh, que ahora ha sido identificada con la salamanquesa (Platydactylus muralis), una lagartija doméstica inofensiva, de unos 5 cm de largo, que corre por las paredes y vivo de insectos; recibe su nombre común (geco) por el ruido que emite (Bodenheimer).

4. Hebreo: jômet, quizás otra especie casi imposible de identificar ("lagartija", versión Reina Valera, RVR; "salamandra", versión Biblia de Jerusalén, BJ).

5. Hebreo: tinshemeth, camaleón".* Bibliografía: ALP 194, 195.