Nabal

hebreo: Nâbâl, "necio [tonto]"o"atolondrado [insensato]".

Rico dueño de ovejas que vivía en Maón y pastoreaba sus rebaños alrededor de Carmel (1 Samuel 25:2-3), una aldea en el borde sur del desierto de Judá.

Cuando David vivía en esa zona como fugitivo de la ira de Saúl, con sus seguidores armados protegía a Nabal y a los vecinos de la zona de las incursiones de bandas depredadoras y salteadores (versículos 15-16).

En el tiempo de la esquila (que era una ocasión de fiesta), David envió a algunos de sus seguidores a pedirle alimentos a Nabal, que, tal vez bajo la influencia de bebidas fuertes, no sólo rechazó el pedido sino que hizo afirmaciones insultantes acerca de David, quien se enojó tanto que hizo preparativos para atacarlo y destruir a la familia entera (versículos 4-13).

Afortunadamente, Abigail, la comprensiva esposa de Nabal, se dio cuenta del peligro en que la necia conducta de su marido los había puesto: de inmediato salió a recibir a David con regalos de alimentos, y tuvo éxito en calmarlo.

A su regreso encontró a su esposo completamente borracho. Cuando a la mañana siguiente le contó del peligro en que habían estado y lo que ella había hecho para salvarlo con todos sus bienes, sufrió un ataque y murió 10 días más tarde (versículos 14-38).

Algún tiempo después, Abigail, cuya belleza y prudencia hicieron una profunda impresión en David, fue una de sus esposas (1 Samuel 25:39-44; 1 Samuel 27:3; 2 Samuel 2:2; 3:3).