Quemos

hebreo: Kemôsh, "subyugador" o "fuego"; Piedra Moabita, Kmsh.

En las inscripciones cuneiformes, "Quemos" aparece como Kamûshu . Ejemplos de antiguos nombres personales teóforos derivados de él son Kmsh-tsdq, Kmsh-plt y Kmsh-ychy, que figuran en sellos e inscripciones, y Kammusunadbi y Kamashalt, nombres de reyes moabitas que aparecen en tabletas cuneiformes.

Principal dios adorado por los moabitas (1 Reyes 11:7, 33; 2 Reyes 23:13; Jeremías 48:7, 13), quienes, por ello, reciben el nombre de "pueblo de Quemos" (Números 21:29; Jeremías 48:46).

Se lo menciona 11 veces en la inscripción del rey Mesa sobre la Piedra Moabita,* y una vez en combinación con el de su consorte, Astar-Quemos.

Este monumento atribuye todas las victorias de los moabitas a la ayuda de este dios y todas las derrotas a su ira. Ocasionalmente se le ofrecían sacrificios humanos (2 Reyes 3:27).

Desde los días de Salomón hasta los de Josías fue adorado en Judá (1 Reyes 11:7; 2 Reyes 23:13). La mención de Quemos en el mensaje de Jefté (Jueces 11:24) implica que los amonitas también lo adoraban, o los moabitas habían tomado parte ilegalmente en las demandas ilegítimas de territorios israelitas.

Bibliografía: ARI 117, 118; 0287, 298.