Umbral

(heb. generalmente saf y miftân).

La parte inferior de una puerta, constituida por un trozo de madera o de piedra. Puesto que es la primera parte de la casa que pasa o pisa alguien que se dispone a entrar, se lo ha considerado como símbolo de la entrada misma.

Probablemente por esta razón se designa en hebreo a los porteros del templo y del palacio real con el título de "guardianes del umbral" (2 R. 22:4; cf Est. 2:21; 6:2; etc.).

Cuando la imagen de Dagón, que se encontraba en el templo de Asdod, cayó de su pedestal durante la presencia del arca allí, y al día siguiente los filisteos encontraron las manos rotas del ídolo sobre su umbral, como eran supersticiosos de decidieron no pisarlo más, y desde ese momento en adelante pasaban por encima de él cuando entraban en el templo (1 S. 5:4, 5).

Es posible que Sofonías haya estado pensando en esta costumbre pagana cuando condenó a la gente que "salta la puerta", literalmente que "salta el umbral" (Sof. 1:9).