Zaaván

(heb. Zaªwân, "terror" o "inquieto", si el nombre es semita; lo más probable es que se trate de un nombre de origen horeo).

Hijo de Ezer, el horeo (Gn. 36: 27; 1 Cr. 1: 42).