Zabulón

hebreo: Zebûlûn, "exaltado", "dote" [del verbo zâbad, "dotar de", "dar"] o "morada" [del verbo zâbal, "morar", "habitar"]; en el antiguo idioma de Babilonia, Ziblanum; egip. 0b3wnw; ugar. Zbln; griego: Zaboulón.

 

1. Sexto hijo de Jacob e hijo de Lea (Génesis 30:19-20). Tuvo 3 hijos: Sered, Elón y Jahleel (46:14). Cuando Jacob bendijo a sus hijos, predijo que los descendientes de Zabulón vivirían cerca del mar en la zona norte de Palestina en dirección de Sidón (49:13).

2. Tribu constituida por los descendientes de Zabulón, item 1. Se dividió en 3 familias tribales, cuyos antepasados eran los 3 hijos de Zabulón (Números 26:26,27).

Durante las primeras etapas de la peregrinación por el desierto, el conductor de la tribu fue Eliab, hijo de Helón (1:9; 10:16), y después Elisafán, hijo de Parnac (34:25). Gadiel, hijo de Sodi, representó a Zabulón entre los espías (13:10).

Cuando las tribus entraron en Canaán y se reunieron delante de los montes Ebal y Gerizim, los zabulonitas, junto con otras 5 tribus, se ubicaron en el monte Ebal y pronunciaron las maldiciones que le sobrevendrían al pueblo si transgredía los mandatos de Dios (Deuteronomio 27:13; compárese con Josue 8:30-35).

Cuando el país se distribuyó por suertes entre las 12 tribus, el territorio de Zabulón se encontraba en el centro del sur de Galilea. Este territorio limitaba al este y al norte con el de Neftalí, al sur con Isacar y Manasés, y al oeste con Aser (Josue 19:10-16).

No había ciudades importantes en esta región, pero estaba estratégicamente ubicada -controlaba la carretera que iba de este a oeste a través del valle de Jezreel- y gozaba de la bendición de un suelo rnuy fértil. 

La tribu de Zabulón desempeñó un importante papel en la guerra de liberación conducida por Barac y Débora para deshacerse del yugo de opresión de Jabín de Hazor (Jue. 4:6-10; 5:14-18).

También su participación fue destacada en la guerra de Gedeón contra los madianitas (6: 35). Elón, uno de los jueces menores, era zabulonita (12:11, 12). Cuando las tribus del norte acudieron a Hebrón para invitar a David a que gobernara todo el reino, Zabulón estaba representada por la impresionante cantidad de 50.000 guerreros (1 Cr. 12:33, 40).

El gobernador de Zabulón en los días de David era Ismaías, hijo de Abdías (27:19). Se separó de Judá junto con las otras tribus del norte, y cayó en la idolatría.

Sufrió mucho en las guerras contra los sirios y los asirios, pero Isaías profetizó una gloriosa compensación por medio de la luz mesiánica que iluminaría su territorio (ls. 9:1, 2).

Esta profecía se cumplió cuando Jesucristo vivió en ese territorio y llevó a cabo allí una buena parte de su ministerio (Mt. 4:12-16). Una cantidad de zabulonitas aceptó la invitación del rey Ezequías y celebró la Pascua en Jerusalén (2 Cr. 30:10, 11, 18); a partir de aquí no hay más referencias históricas a esta tribu.

El profeta Ezequiel incluyó a Zabulón entre las 12 tribus de su Israel ideal (Ez. 48:33), y se lo menciona en la visión del sellamiento de los 144.000 (Ap. 7:8).